Casi todos los novoprogresistas en la Cámara avalaron eliminarle esta protección a los trabajadores.

El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Gabriel Rodríguez Aguiló, dijo que la derogación de la Ley 80 le costará votos a su colectividad en las próximas elecciones, aujn cuando la ley no aplique para muchos obreros hasta el 2021.

En declaraciones a Radio Isla, Rodríguez Aguiló reiteró la alegación reciente de que esta medida enriquecerá a personas como el presidente de la Jun ta Supervisión Fiscal (JSF), José Carrión, porque su compañía tiene un producto que se venderá mucho una vez sea derogada la protección estatal al despido injustificado que provee la Ley 80.

El gobierno ha impulsado la derogación de la Ley 80 porque la JSF se lo ha exigido como medida para incentivar la economía a cambio de mantener beneficios como el bono de Navidad.

"No tengo duda que el bolsillo de Carrión III y sus amigos ganarán del 2021 en adelante", sostuvo Rodríguez Aguiló en la entrevista radial.

Rodríguez Aguiló fue uno de tres novoprogresistas en votar anoche n contra de la nueva versión de la derogación de la Ley 80. Los otros fueron José "Quiquito" Meléndez y Pedro "Pellé" Santiago.

El representante novoprogresista expresó certeza de que este proyecto tendrá costo político. "No tengo duda que el empleado del sector privado le pasará factura al PNP en las próximas elecciones aunque el efecto tenga vigor en el 2021", agregó.