Mientras la de Rusia solicitaba diálogo, la de Estados Unidos era más intervencionista.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no aprobó ninguna de las dos propuestas opuestas sometidas por Estados Unidos y Rusia sobre la crisis que atraviesa Venezuela.

Estados Unidos era más intervencionista al pedir elecciones y acceso de ayuda humanitaria en contra de la soberanía de Venezuela. Mientras, Rusia pedía que se respetara la soberanía del país, no se interfiera en sus asuntos internos y que se apoyara el diálogo.

La propuesta de Estados Unidos fue la primera en votarse y obtuvo la aprobación de nueves países de los 15 que forman el Consejo. Sin embargo, fracasó al ser vetada por Rusia, que es un miembro permanente del Consejo.

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, dijo antes del voto que los envíos de ayuda humanitaria al país son una excusa “hipócrita” para interferir en la jurisdicción doméstica de Venezuela.

Además de Rusia, China y Sudáfrica votaron en contra de la resolución y otros tres países se abstuvieron.

Por su parte, la propuesta de Rusia no obtuvo los votos necesarios al obtener cuatro a favor, siete en contra y cuatro abstenidos.

Las dos votaciones reflejan la división política que existe en el Consejo respecto de la crisis que vive el país latinoamericano.

De los 194 países soberanos del mundo, Estados Unidos y otras 50 naciones occidentales y latinoamericanas respaldan al líder opositor venezolano Juan Guaidó -quien se declaró presidente interino el 23 de enero- mientras que Rusia, China y otros países apoyan al presidente Nicolás Maduro.