El boricua será presentado el lunes como nuevo piloto de los Azulejos de Toronto.

En un momento en que logró soltar el teléfono en medio de la avalancha de mensajes y de llamadas de felicitación, Charlie Montoyo consiguió darse un baño en su hogar de Arizona, minutos en los que continuó tratando de digerir la noticia de que es el nuevo dirigente de los Azulejos de Toronto en las Grandes Ligas.

Montoyo fue nombrado en la tarde de hoy como nuevo piloto de la franquicia canadiense, lo que le convirtió en el cuarto puertorriqueño nombrado en propiedad a un puesto como dirigente de una franquicia de Major League Baseball después de Edwin Rodríguez (Marlins 2010-11), Alex Cora (Boston) y Dave Martínez (Washington).

Además, es el decimotercer piloto de los Azulejos, equipo para el que han jugado boricuas como Roberto Alomar y Carlos Delgado.

Montoyo, nativo de Florida, Puerto Rico, habló con Primera Hora en la tarde de hoy desde su hogar en Arizona mientras aún digería la grata noticia.

“Todo pasó bien rápido. Fui a las entrevistas martes y miércoles, y regresé anoche. Ya hoy como a las 10:00 a.m. de acá me llamó el gerente de Toronto para decirme que yo era el próximo dirigente de los Toronto Blue Jays”, indicó el boricua entre risas de felicidad.

“En ese momento me sentí bien tranquilo. Rápido pensé en mi gente, tú sabes, en mis amigos, y lo que me ha mantenido emocionado han sido todos los mensajes que estoy recibiendo y la alegría de mis amigos por orgullo. Eso es lo que me tiene bien contento y lo que mejor me hace sentir en este momento”, agregó.

Montoyo, de 53 años, se desempeñó como segunda base y bateador emergente en las Grandes Ligas, y en el 1993 debutó con los Expos de Montreal en lo que fue una breve carrera de liga mayor.

En el 1997 se unió a la organización de los Rays de Tampa Bay y comenzó una carrera como piloto de liga menor que le llevó a trabajar en todas las clasificaciones de ese equipo hasta dirigir durante ocho años a los Bulls de Durham en Triple A, con quienes conquistó seis cetros divisionales y un campeonato nacional.

Desde el 2015 era coach de los Rays, y fue considerado y entrevistado para dirigir en las Mayores en varias ocasiones. Este año se desempeñó como coach del banco para el piloto Kevin Cash.

Según reportes de prensa de Toronto, Montoyo fue escogido gracias a su habilidad para manejar la información y las estadísticas a la hora de tomar decisiones sobre el terreno de juego. Los Azulejos son una organización que cuenta con dos valiosos prospectos como Vladimir Guerrero Jr. y Lourdes Gurriel, por lo que el hecho de que hable español y su vasta experiencia con jugadores jóvenes de seguro fueron de peso.

“Y aquí estamos, gracias al Señor”, expresó. “Me siento súper orgulloso, claro, y de mi pueblito. Me imagino la alegría que va a haber en Puerto Rico, en mi pueblo, en Manatí, en Arecibo, todo el mundo. Sé que va a ser un orgullo porque yo me sentí de la misma forma cuando le dieron el trabajo a Alex (Cora), cuando a Joe Espada le dieron el trabajo de bench coach (dirigente del banco en Houston)… siento el mismo orgullo. Y siento ahora como yo me sentía por ellos… por Dave Martínez… Edwin Rodríguez…”, expresó.

Admitió que la emoción del momento no le ha permitido aún digerir el hecho de que es uno de los pocos boricuas en dirigir en las Grandes Ligas.

“Todavía no he tenido chance de pensar en eso (ser el cuarto dirigente boricua), pero te digo una cosa, Alex Cora está ocupado en la Serie Mundial y fue uno de los primeros en enviarme un mensaje. Joey Cora también me felicitó. No los he podido leer bien todos, pero ha sido increíble”, dijo con otra risa.

“Ha sido gente de todos lados. El gerente de Tampa Bay me llamó y me tenían en speaker para aplaudirme y felicitarme… el gerente de los Dodgers… Rocco Baldellí que es el nuevo dirigente de los Twins justo antes de su conferencia de prensa… esto ha sido lo más lindo de todo esto. Por supuesto, hice un ‘facetime’ con mis papás, que están en Puerto Rico. Los llamé y les dije ´siéntense, que les tengo que decir algo’”, contó.

Al final, Montoyo dice que se siente que el nombramiento llegó en el momento en que tenía que llegar y que nunca fue algo que buscó conscientemente.

“Durante mi carrera yo siempre he tratado de hacer lo mejor que pueda, ser el mejor dirigente de Triple A que pudiese, y eso es lo que siempre he tratado de hacer sin pensar en otros trabajos ni nada. Me dieron el chance de ser coach de tercera y lo hice pensando en ser el mejor coach de tercera. Cuando me pusieron de bench coach [dirigente del banco], pensaba igualito”, relató.

“Ahora tengo esta oportunidad y lo haré de la misma forma, de la mejor manera que pueda”, concluyó el exjugador de los Titanes de Florida en la pelota Doble A de Puerto Rico de los Indios de Mayagüez en la Liga de Béisbol Profesional isleña, quien durante un tiempo era vislumbrado como el candidato con el potencial de ser el primer boricua en dirigir en las Grandes Ligas.

Montoyo dijo que el domingo viajará a Toronto para ser presentado el lunes en una conferencia de prensa ante los medios de esa ciudad.