Domingo, 12 Febrero 2017

Corea del Norte prueba misil en claro desafío a EE.UU.

Por
Se piensa que el misil cayó en el mar entre la península coreana y Japón. Se piensa que el misil cayó en el mar entre la península coreana y Japón. Redaccion

Corea del Norte disparó un misil balístico en claro  desafío implícito al recién instalado gobierno del presidente Donald Trump.

Corea del Norte disparó un misil balístico este domingo en horas de la mañana en la que sería la primera de sus pruebas de este tipo del año y un desafío implícito al recién instalado gobierno del presidente Donald Trump.

 Aunque no ha habido confirmación del hecho por parte del gobierno norcoreano, que en fecha advirtió que estaba listo para poner a prueba su primer misil balístico intercontinental, el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur indicó en un comunicado que el misil fue disparado desde un sitio cerca de Banghyon, en la provincia de Pyongan del Norte, que es donde —de acuerdo con funcionarios surcoreanos— el gobierno de Corea del Norte probó su potente misil de medio alcance Musudan en octubre anterior.
Los reportes surgen mientras Trump recibe al primer ministro japonés Shinzo Abe y apenas días antes de que Corea del Norte celebre el cumpleaños del fallecido Kim Jong Il, padre del actual líder Kim Jong Un.
De acuerdo con un informe de la agencia AP, las fuerzas militares en Seúl afirmaron que el misil recorrió unas 310 millas. Pero la agencia oficial surcoreana Yonhap reportó que, si bien no se ha determinado el tipo de misil lanzado, no se cree que sea un ICBM.
 

 

Se piensa que el misil cayó en el mar entre la península coreana y Japón. El secretario general del Gabinete de Japón, Yoshihide Suga, dijo a los reporteros que no fue a dar a mar territorial japonés.

 

 

Corea del Norte realizó dos pruebas nucleares y varios lanzamientos de cohetes el año pasado en sus incesantes esfuerzos por expandir sus programas de armamento nuclear y de misiles. En su discurso de Año Nuevo, Kim Jong Un señaló que el país ha llegado a las etapas finales de preparación para probar estos misiles de alto poder, lo que sería un enorme paso hacia su objetivo de convertirse en una amenaza nuclear real para Estados Unidos.